martes, 28 de octubre de 2008

Viento

Parte 8: La tarde en la Mansión Woodred


Desde una ventana externa del hospital Klauss contempló esa partida y con dulzura dijo:

-Iris…-

Luego le invadió una ola de curiosidad y dijo:

-Sibila…-

-¡Demonios! ¿Dónde estaban? Y  ¡¿cómo es eso de que llegan Lizzy y Carmen con el alma en sus gargantas diciéndonos que hubo un accidente?!- Gritó Zoe, muy alterada.

Sibila miró a Iris por un segundo y dijo:

-Llevaré los caballos al establo, estaré de vuelta en cinco minutos-

Sibila se alejo con Gertrudis y Coronel y luego Zoe le dirigió la mirada altanera a Iris:

-¿Alguien aquí piensa en darme una explicación?-

-Jaja, si Zoe, no es para tanto, de hecho, estas exagerando, entiendo que nunca antes habíamos llegado tarde pero es que hubo una emergencia con un paciente, lo charlaremos en la mesa…-

-Muy bien…-dijo Zoe, fingiendo estar ofendida mientras entraban a la gran mansión.

Cuando estaban todos reunidos en la mesa con el profesor Woodred a la cabeza de ella, había una sinfonía de ruidos de cubiertos de plata chocando contra la porcelana. Había risas, murmullos y otro tipo de ruidos, todos reunidos en la larga mesa…

-Muy bien niñas, escuché por parte de algunas que hoy fue un día muy interesante…- dijo el profesor –Cuéntenme, a  ver, tú primero Elizabeth-

-Bien, estaba con Carmen en la playa, la zona que estaba cerca del bosque y luego de pronto, oímos una especie de grito, entonces decidimos investigar-

-Es verdad- dijo Carmen mientras se metía un bocado de pan en la boca.

-Carmensita, no hables con la boca llena, recuerda lo que te enseñaron…- dijeron el profesor e Iris al mismo tiempo, mientras reían.

-Perdonen, jaja- dijo ella, cohibida.

-¿Y cómo pasaron la mañana en la playa? Como ya había dicho, hubo un clima precioso, excelente para la playa…-

-La disfrutamos mucho, bueno, sigo: entonces, nos adentramos en el bosque y nos encontramos con Jane y con un hombre extraño que no habíamos visto antes-

-¿Un extraño? ¿Un forastero?- preguntó el señor Woodred, intrigado. Hacía un largo período que no soplaba el viento y por lo tanto, no había venido ningún extranjero al pueblo. Ansiaba conocerlo, porque, además de que el era un ser muy sociable, deseaba obtener noticias o novedades de otros países o sobre otras culturas.

-Si, un forastero, se llama Klauss Queradim y viene de Francia. Es un hombre muy amigable y…- interrumpió Iris, algo eufórica.

-¡Iris, no me interrumpas!- le dijo Elizabeth, irritada.

-Perdón- dijo encogiéndose con una sonrisita tierna a lo que Carmen y Zoe contenían risitas entre ellas con confidencia. Por lo que Iris pudo notar cuando giró la cabeza bruscamente hacia Zoe y hacia Carmen, parecía obvio que algo había pasado entre Klauss y ella, o por lo menos, que hablaba de él de una forma muy peculiar.

-Lo que había sucedido era que este hombre se había esguinzado el pie por subirse a un árbol, Jane le estaba mostrando los alrededores porque se hospeda en la hostería de su madre- terminó Lizzy.

Iris carraspeó, buscando la atención del profesor.

-Eh… Bueno… yo tengo… algo más que decir sobre esto- dijo Iris –bueno, cuando llegaron Carmen y Lizzy al hospital, el doctor Lousett y yo tuvimos que acudir porque estábamos libres y nos conocimos y nos hicimos amigos…-

-Jaja, es tan clásico de ti adorada Iris, eres demasiado amigable – dijo Zoe

-Y eso no es todo… por políticas del hospital se quedará ahí tres días, luego de eso, lo invité a que se quede en la mansión-

Hubo un gran silencio…Sibila, que hasta ese momento había permanecido en silencio levantó la vista para observar las caras de todos los presentes y por último la de Iris. El profesor Woodred fue quién rompió ese silencio tan incómodo para Iris.

-¿Eso hiciste? ¡Estupendo!-

-¡¿QUÉ?!- gritaron todas las huérfanas.

Entonces comenzó un griterío: algunas ofendidas, otras enojadas, otras con curiosidad, otras con expectativa pero luego el profesor levantó una copa y la golpeó con una cuchara para pedir silencio.

-¡Escuchen, señoritas! En tres días vendrá un invitado a la mansión, y se quedará por tiempo indefinido. Como ustedes son damas, lo tratarán bien y lo conocerán. Serán respetuosas con él y lo trataran como se merece…- dijo él como si estuviera haciendo un importante anuncio.

-Es peligroso…- dijo Sibila en un susurro.

-No lo conocemos…- agregó Zoe.

-Pues entonces lo conoceremos… Piensen que si no le ha hecho nada a Jane mientras estaban solos, no habrá posibilidad de que pueda hacerles daño a un grupo tan numeroso como el de ustedes, además yo estoy aquí, como los guardias y los criados que las protegen y las protegerían de cualquier cosa…- dijo el profesor apoyando su mano en el hombro de Sibila y la otra mano en el de Zoe.

-No querríamos tomar ese riesgo, ¿Qué tal si es un ladrón?-

-No lo creo, se veía muy sincero…- dijo Iris, poniéndose del lado del profesor, por supuesto. Iris consideraba muy injusto prejuzgar a un hombre que no conocían y que ella misma había conocido y llegado a la conclusión de que era tan puro e inocente como si fuera un niño, pero comprendía el temor de sus compañeras.

-Me haré responsable de él.- dijo Iris –Yo me encargaré de él, lo prometo, no le quitaré los ojos de encima.- dijo Iris solemnemente. Ella pudo jurar que escuchó algo así como un “ya lo hemos notado” que se escapaba discretamente de los labios de Elizabeth dirigido a Carmensita.      

-Iris y yo nos haremos responsables- dijo el profesor. –No hay de qué preocuparse…-

-No estoy de acuerdo con esto, pero si usted lo permite, señor, entonces no tengo nada más que objetar.- dijo Sibila se levantó de su silla. –Disculpen…-

El almuerzo había terminado y todas las niñas retomaron sus actividades: el señor Woodred se fue a darle clases de cálculo a las niñas de 14 años, Zoe se había ido a hacer equitación a un campo cerca de la mansión, dónde se puso a pensar acerca de el forastero que tendría que conocer dentro de tres días, tenía mucha curiosidad. También había notado el aprecio tan particular que Iris le tenía. Carmen y Lizzy se concentraron en la tarde para pintar al óleo y para tocar el piano y el violín. Ellas más que ninguna otra, adoraban las artes de la música y la pintura: habían plagado la casa de cuadros y sus melodías se escurrían por debajo de las puertas y subías los cuatro pisos de la casa. Sibila se dedicó a la lectura de libros de poesía e Iris a acompañarla mientras cosía manteles bordados con flores.

La cena transcurrió de la misma manera que el almuerzo y luego de ella, todas las huérfanas se sentaron en un gran salón oyendo la dulce música de Carmen y Elizabeth.

Antes de irse a dormir, Sibila e Iris se sentaban a conversar un rato afuera en un balcón, contemplando el firmamento y las pocas luces que quedaban del pueblo.

El paisaje era plena tranquilidad, con la luz de la luna iluminando el agua trasformándola en plata acompañado por el verdor oscuro de las copas de los árboles.

Luego de un momento, Sibila le dijo a su amiga:

-Así que tendremos invitados…-

-Así es- dijo Iris con decisión.

-Pero Iris… Es un paciente… Nunca…-

-Entiendo que estés asustada, pero no lo conoces- la interrumpió

-¿Y tú si?, si sólo lo conociste hoy-

-Es cierto pero… es que…- vaciló su amiga

-Lo se, yo también lo noté, Carmen, Eliza y Zoe no paran de hablar sobre eso- sin quitar la seriedad de su rostro.

-¿Es tan obvio?- preguntó ella, acongojada con una pequeña sonrisa

-Créeme que si-

Luego de esa pequeña charla, Sibila se levantó del banco de madera y le dijo:

-Espero que sepas lo que haces…-

-Lo conocerás mañana- dijo Iris sin darse la vuelta, contemplando las estrellas.

-Lo sé-

Y se marchó a su cuarto. Ella también sentía una muy ligera curiosidad por saber a quien conocería al otro día.       

8 comentarios:

Nay Tiyi dijo...

Que chicas tan exageradas xD
Yo en su lugar, viviendo sólo con mujeres, si me dicen que va a aparecer un forastero en la casa lo recibiría con platillos y bombos ^^

Espero que ande todo bien Iris =)
Espero saber que pasa a ocntinuación, ente Sibila y Klaus

Besos

Nay ^^

Sukiomi dijo...

Me gusto bastante Iris!
Lo siento Nay, pero yo en su lugar también hubiera desconfiado de Klaus, tan solo de un día y ya para la casa!! Jumm, pero bueno...

Un abrazo!

Kaho dijo...

Hola Iris!

Me gustó mucho esa parte de la historia, me cae muy bn el profesor, tiene una actitud tan
...como decirlo
...inquisitiva?!

suerte
nos hablamos!

Sukiomi dijo...

^^
Gracias Iris!
Tienes razón, uno termina aburriendose :S

Nay Tiyi dijo...

Gracias por la firma!! ya estoy escirbiendo =)

Dios... becoming Jane es hermosaaaa!!
Y con sólo decir "James McAvoy" basta y sobra. No es el típico chico lindo, pero es hermoso igual. Su personaje, Mr. Lefroy, es un Darcy más sensual y menos callado... Is just perfect!!! (quedaba mejor en inglés)

Creo que de haber estado menos colgada mirñandolo hubiera llorado... y la pelicula deberia terminar definitivamente cuanod se van corriendo juntos =(
Porque... de todas las pelis que vi con el como actor principal, 3 terminan mal!!!! =(

Todo bien con tus cosas?

Besotes!!!

Nay

Miky_22 dijo...

Oh, pensandolo eso seria muy Cool, ver a Bella devastada y despues ir explicando... ;D


Igual, ahora volvi a entrar y dicen que son rumores nomas, se van todos a cagar xD O sea, no hay nada confirmado, como loos odio xD

Luxuria dijo...

Me está gustando tu historia^^Ya tengo ganas de saber que pasa a continuación.
Yo también estoy escribiendo una en mi blog: http://dolce-inferno.blogspot.com/
Te agrego a mis afiliados!

Mefisanry Loux dijo...

Me gusta como va desarrollandose la historia, me gustaria mucho saber como va a ser recibido klaus...

besos