viernes, 15 de agosto de 2008

Esos tontos años...

Parte 3

“Con la vista fija en la calle” me decía a mi misma, “por lo que más quieras, no mires la casa amarilla, no mires la casa amarilla, no mires la casa amarilla…” pero fue todo inútil porque mi cuello giró mi cabeza automáticamente al escuchar un sonido de puerta cerrándose y unas llaves tintineando: era él, quien también me estaba observando. Instintivamente giré mi cabeza en dirección hacia el frente. Mis manos y brazos se quedaron tiesas, ajustadas a mi cuerpo, el cual estaba caliente de la vergüenza. “¡Mierda!”, pensé. Al llegar al colegio, el precioso chico, subió a la par nuestra, pero manteniendo una distancia segura, tratando de estar lejos de mi pero que no parezca obvio, desgraciadamente, yo tenía los sentidos agudizados, siempre los tuve agudizados cuando se trataba de él, vigilaba cada uno de sus movimientos y noté que quería estar lejos de mi como yo de él. No quería pasar más vergüenza, tampoco quería que se alejara porque cualquier oportunidad que pudiera tener de contemplarlo no debía desperdiciarse, ya que desde el ataque del día anterior no paró de observarme y viceversa…
No recuerdo exactamente cada día, por que se convirtió en una rutina, una especie de persecución, pequeñas batallas en una larga guerra, en las que huía derrotada… En los recreos era blanco de muchos ojos, principalmente de los de él y de los de sus compañeros, supongo que era blanco de burlas también pero nunca me enteré de ellas, veía sus ojos verdes, profundos, únicos, doblegaban mi voluntad con cada mirada. Pronto, al cavo de unas semanas, sabía cada uno de sus movimientos, cada tipo de información, cada detalle de el: cual era su comida preferida, deportes, gustos musicales, nombre de mascotas, hermanos, etc. Cualquier cosa era bien recibida con una enorme felicidad, sentía un amor intenso que se crecía cada día, mi corazón se inflaba cada vez más y parecía que no iba a parar de inflarse, me di cuenta de que el era especial, decente, amable, caballeroso, era muy buen alumno, buen amigo, y esa persona tan sobresaliente expuso cada sentimiento mío al exterior, era alguien que no se veía todos los días, era único, invaluable, bello, completamente diferente a todos los hombres que había conocido anteriormente, era algo nuevo, un hombre de una especie en extinción, era refinado, de carácter dulce, simpático, cada movimiento, cada sonrisa, era magia; no solo por ser alguien hermoso, cuyos rasgos eran delicados y pulidos como los de un ángel, sino por que su personalidad, su interior, su alma, eran… únicos. Había encontrado a la persona más perfecta de mi vida, dirán que no existe la perfección pero no era así para mi, la vía en el…
El amor para mí se convirtió en un culto en el que Jane Austen era la sacerdotisa que intercedía por el, al ser mi primer amor, me sentía como flotando entre las nubes, cada sabor, cada sensación era nueva para mi, única en su tipo y quería más y más. Él resucito cada lado de mi femineidad, despertó a la mujer que dormía dentro de la niña, me sentía adorada y hermosa (sin necesariamente recibir amor de nadie), era más coqueta, me preocupaba por mi imagen de una forma más constante, me sentía como una mujer, una mujer nueva que había descubierto un tesoro de un inestimable valor. Pero él era demasiado para mi, me sentía indigna de tal persona, por eso mejoré en mis notas y en ser mejor persona. El sacaba lo mejor de mí, me hacía y me impulsaba a ser una persona mejor…
Con cada conversación incómoda que teníamos por Messenger (que era un interrogatorio al que lo sometía preguntándole sobre lo que sea) aumentaba mi amor hacia él, luego de mucho tiempo pude ponerme en su lugar y darme cuenta de lo incomodísimo que habrá sido para él esas conversaciones y contestar esas preguntas. Las palabras me salían como verborrea, preguntas, preguntas, preguntas… Quedaba en ridículo inconcientemente…
En los pasillos cuando él se dirigía al baño, yo me quedaba en la puerta de mi aula para verlo pasar, el me miraba y yo le sostenía la mirada hasta que él ya no lo resistía e instintivamente dirigía su mirada a cualquier parte que no fuera en mi dirección. Mi persona lo ponía realmente muy incómodo, o por lo menos esa era la impresión que yo tenía, puedo darme cuanta ahora, que como él es especial, se comportó hacia mi como todo un caballero, soportando la humillación a la que yo lo sometía sin herirme. De alguna forma, me observaba en los recreos a una distancia en la que él se sentía seguro, lo podía deducir, desgraciadamente había sacado mal mis conclusiones y mi cerebro inventó que mi amor tan profundo hacia el era correspondido, solo que él era muy tímido como para expresarlo y concluí que yo debía ayudarlo. Grave error…


Esta parte, esta pequeña parte era mi etapa de "obseción", aunque esta siguió luego con más intensidad: una obseción que rozaba el acoso... Nunca pude haber idealizado más a alguien... Quizás es por eso que estoy tan loca.

6 comentarios:

^^ María ^^ dijo...

Uolaa!!! Me encanta tu blog, esta muy personalizado.
Grasias por haberme enlazado en tus blogs preferidos. Ya me ire pasando haber como va el tuyo, es muy interesante.Yo tamb lo estoy actualizando el mio todo lo k puedo, si kieres pudes dejar algun comentario.

Besos

^^

Nay Tiyi dijo...

Holaaa
Reaparecí^^
Como andas??
Te juro que ayer me dio un ataque de histeria. Estaba con una amiga así felizmente hablando de medianoche y en eso ntro a dos blogs y las "fans" quieren que el flaco que hace de Nate en Gossip Girl sea Lucaas ¬¬
Por dios. En que estan pensando? xD
Perdón si a vos te gusta, pero para mí es un pecado.
jajajaja... Me puse mal xD

En fin... Me gusto mucho lo del msn. Es real, nos ha pasado a todas xD

Un beso ^^
COmo siempre un placer hablar ocn vos ^^

Nay Tiyi dijo...

Holaaa
Lei lo que me escribiste en el blog el cual acabo de actualizar con un tema menos vampirezco. Ouran ^^

Lo del actor:
Es un GRAVE ERROR!!
Vos ves a ese cheto cagandose a trompadas con alguien??
Yo nooo... Yo quieor un Lucas onda Zero. Algo asi (L)
Creo que si realmente hacen la peli y ese chabon es Lucas yo me deprimo demasiado. ya me elteré con la idea.
Pero... ya voy a encontrar a algun actor que valga la pena.

Ya termine despertar pero tuve un problema.

El libro tiene cosas que me gustaron pero no soporto a Elena.
Es la primera vez que me paso algo así con un personaje principal, me resulta demasiado pendeja así que no me termina de cerrar la cosa. Igual obvio voy a leer los otros porque el final... el final es simplemente CRUEL!

Me gusto más la onda de los vampiros más Anne Rice. Más reales, más vulnerables.
No tan humanizados sino que más pasionales.

El odio entre hermanos le da mucha onda. Igual, Comentario:
¿Qué tenía en la cabeza la imbecil de Katherine? ¬¬

Ah, y Stefan es lindo pero no es tan atractivo como Lucas o Edward

En fin... Espero que nadie que lo haya leido me odie por este comentario.
Sepan disculpar xD

Espeor respuestas en mi blog ^^

Besos

Nay Tiyi dijo...

Amo a Lucas, a Edward y a Jasper pero seamos realistas.
Ninguno, pero Ninguno le llega ni a la planta del pie a Lestat. Es unico y hermoso y perfecto y... blaaa.
Me anamoré de él en Entrevista y mirá que ahí Louis lo hace ver como un hdp.

Lo de las tubias me remite a los chistes de Jacob a Rosalie.
Creo que s epueden adptar a Katherine y a Elena.
Sea o no sea el perosnaje principal le faltan neuronas y es demasiado histerica.

iris. Siempre un placer hablar ocn vos ^^
Tenemos demasiado en común.

Besos!!

Miky_22 dijo...

Me encanta como escribis, y me encanta lo que estas contando..Aunque esta empezando a rozar el acoso xD

Espero la continuacion, besos ^^

^^ María ^^ dijo...

Wola!!! grasias por ponerme el enlace al video, no lo abia visto!! y esta genial!!!

Otra cosaa... kien son Lucas y Lestat??? es k me intriga k pongais k Edward no le llega ni a la punta de los zapatos....xDDD

Besitos

^^