sábado, 23 de agosto de 2008

Esos tontos años...

Parte 4

Como había dicho antes: fue un grave error. Mi cerebro calculador concluyo todo mal y el resto de mi cuerpo pago su falta…
Fue una noche de viernes que un grupo de amigas se juntaban en nuestra casa a quedarse para dormir, todavía no estaba lo suficientemente aislada en mi mundo mental como para estar lejos del mundo social y público. Las chicas parloteaban y hablaban sobre cosas que para mi me parecía de lo más intrascendente. Éramos cuatro o cinco chicas en mi pequeño escritorio, algunas mirando la televisión y otras haciendo tonterías y chateando en las computadoras. Yo estaba sentada en un brazo del sofá, muy sumergida en lo que decían mis amigas. Yo nunca me consideré charlatana, simplemente por miedo a aburrir, por no tener un tema interesante como para el cerebro humano de una quinceañera o simplemente porque me consideraba mejor oyente…
Veía como reían, como le daban golpecitos al teclado, como apretaba un botón para cambiar de canal y luego escuche el ruido de mi reloj que daban las 2.00 de la mañana, “esa era la hora “tráfico” del Messenger “, pensé, quizás alguien de mi personal interés estaba del otro lado del monitor, probablemente aburriéndose, escuchando música de The Doors, o comiendo una pizza con sus amigos divirtiéndose y haciendo Dios sabe que…
Al cruzarse por mi cabeza la persona que yo quería que estuviera conectada me incliné saliendo de mi ensoñación, levantándome del sofá hacia la pantalla. En ella había un nombre conocido: era él. Antes de contar lo que pasó, quiero agregar que había aumentado su fama, digamos que antes del desastre de cómo se entero de que a mi me gustaba, era una cabeza más en la secundaria, el hecho de que me había atraído hizo que fuera conocido en todo primer año; entonces: todas mis compañeras lo conocían, incluso algunas ya eran amigas de él (otras de ellas, con el fin de darme una mano con la “conquista”). A lo que quiero llegar es a que mis amigas tenían su mail, incluso mi hermana que en ese entonces ya estaba al tanto de lo que pasaba por mi cabeza. Esa noche, mi hermana entabló una conversación con el. Yo pensaba emocionada que del otro lado estaba él, conversando con nosotras… Me sobrecogía la alegría al pensar en el, esa alegría que en algunas ocasiones me arrancaba lágrimas.
Pero la conversación estaba llegando a tensionarse, mi hermana lo estaba presionando, preguntándole cosas que lo estaban incomodando y entonces ocurrió algo que no esperaba: por su actitud reservada y reprimida no pensé que iba a dejar en claro que yo “no estaba en su lista de preferencias”, según él… Recuerdo esa noche perfectamente. Yo se que no quería lastimarme pero al decir eso, toda la esperanza que había acumulado, todo lo que yo estaba alimentando en mi interior se desmoronó como un muro. Yo me creía una persona fuerte, pero no había pensado nunca hasta que punto esas palabras me habían demostrado mi propia fragilidad y la facilidad con la que alguien que me importara podía hacer que mi corazón se quebrara de la forma en que lo hizo. Demás esta decir el golpe al ego que sentí: lo había perdido por completo. Esas pequeñas palabras que pretendían ser sutiles (que en realidad lo eran) habían calado muy hondo en mí, barrieron mi interior como si fuera un rastrillo, raspándome, barriendo la alegría, el creerme hermosa, la dicha cotidiana con la que vivía, trayendo nuevos sentimientos de tristeza, desilusión, pena y angustia. Ya no me creía bonita porque mi autoestima había bajado hasta un punto en el que ni una grúa podía levantar. Me caía en un abismo muy oscuro y profundo. Dirán que me tomo las cosas muy a pecho, de hecho es verdad, pero quizás a alguna le habrá pasado: creer que eres capaz de conquistar el mundo o por lo menos a la persona a la que quieres al ver que no niega tu amor pero que tampoco lo aprueba. Es cuando quieres intentarlo, cuando piensas que puedes hacerlo, cuando crees que nada es imposible y que luego llegue el desaire y pienses que ya nada tiene sentido en esta vida. Esa noche comprendí que era insignificante, que no tenía poder, que no podía hacer nada, incompetente como era, vulnerable como me sentía, me miré al espejo y llegue a la conclusión de que alguien como yo, no podía ser digna a alguien como él. Mi error fue que lo idealicé demasiado, hasta un punto en que lo llegue a idolatrar, algo que era enfermizo y que no era saludable. Todo ese razonamiento, ese ultimátum, esas epifanías duraron una milésima de segundo cuando decidí retirarme del escritorio alegando que tenía sueño y que quería irme a dormir.
En la intimidad y la soledad de mi cuarto lloré, lloré como nunca había llorado en mi vida. Las gotas de sal estaban calientes, y no paraban de salir. Estaba muy histérica. A medida que crecían los espasmos, comencé a sentir un dolor en el pecho. Era enorme el dolor y me impedía respirar bien. Trataba de calmarme pero cuando mi respiración se sosegaba volvía su imagen espléndida como de un dios, caminando elegantemente por los pasillos, con sus ojos verdes tranquilos imperturbables mirando al frente y volvía a respirar con violencia. Una imagen patética, debo decir. Fueron las dos horas más largas de mi vida. Dicen que el dolor que se siente cuando lloras es lo más parecido a un infarto que hay. Como los infartos, no llegó a matarme pero llegó a lastimarme lo suficiente como para que me sangrara la nariz.
Cuando llegó mi hermana (porque compartimos el cuarto), simulé estar dormida, ya me había tranquilizado como para tener un pulso tranquilo mientras seguía dándole rienda suelta a las lágrimas. Luego recé, recé mucho, pidiéndole a Dios que me calme, que pueda dormir, que a la mañana me sintiera mejor, que aunque cueste, pudiera ganarme su cariño. Esa noche había conocido al peor de mis enemigos, con el que he luchado todos los días por tres años hasta hoy: el mal de amores…


Bueno, como ya dije, aquí es cuando conocí la razón por la que la mayoría de los poetas escriben, la razón por la que algunos músicos cantan. Nunca había sentido la sensación de dolor por un amor no correspondido pero en fin, son experiencias que todo el mundo sufrió, sufre o sufrirá. Es un alivio que son estas experiencias las que fortalecen al ser humano, las que lo hacen más fuerte…

7 comentarios:

^^ María ^^ dijo...

Wolaa!! gracias por tu sugerencia de los libros, pero me podrias poner la saga completa de ese libro k era: entrevista con un vampiro??, ademas, an echo una pelicula sobre ese libro ,noo?? donde salia Brad Pitt, creo..xDD
En fin..es k me gustaria leermelos ordenadamente

Grasias, y besitos

^^

Miky_22 dijo...

ay, que me vas a hacer llorar...Estabas hasta las manos con el tipo, no?

Que se yo, nunca estuve tan asi con alguien, pero debe ser porque nunca tuve demasiadas esperanzas de que sintieran lo mismo por mi... No se, cada vez se pone mas triste la historia, pero me hace reflexionar sobre mis propios sentimientos, ademas asi es la vida. DD:

Bueno, dejo de incordiar y me voy =D

Nay Tiyi dijo...

iriis!
No se hasta que punto tomar tu historia como algo ficticio o algo real.

Pero bueno, en mis cortos años de vida descubrí que en lo relacionado con el amor hay algo que cuando sucede duele más.
Hay una frase que dice:

"Es mejor haber amado y perdido que nunca haber amado"

En un punto es real. Pero cuando uno tiene una relación con alguien que quiere y todo es perfecto... el momento en que se desmorona duele más que el hecho de la destrucción de un amor idealizado. Porque era real y se terminó.
Y te preguntas quién tuvo la culpa o qué se hizo mal y esos pensmaientos destruyen tu autoestima de una manera alarmante.

Igual sos muy chica Iris ^^
Y lo que ahora duele termina enseñándote muchas cosas.

Igual, el hechod e idealizar a alguien no se acaba. Yo lo sigo haciendo pero no enganchandome demasiado xD

Jajajaja...

hablamos negri! ^^

Besos

Nay

^^ María ^^ dijo...

Wola!!!

Gracias por tus recomendaiones acerca de los libros k te gustan. Me han dixo tamb, k orgullo y prejuicio esta muy bien, cumbres borrascosas y el sueño de una noche de verano, a ti k te parecen? los as leido?

Am, otra cosa, me an pasado los primeros 12 capitulos de sol de medianoche en ingles. Tu conoces a alguien k sepa ingles y quiera traducirlos??

Besos

^^

Nay Tiyi dijo...

Iris!!!
Siempre un placer leer tus comentarios ^^
Gracias por leer mi post. No leí el libro de la hermana de Jane Austen pero no paran de decirme que tengo que hacerlo.
Voy a ponerme las pilas y conseguirlo.
Espero que andes mejor con tu bajon romantico ^^
Cualquier cosa me avisas.

Un beso ^^

Nay Tiyi dijo...

AAAAAAAAAH (L)

No lei lo de Brising (no se si esta bien escrito pero vamos, paolinni tenia que elegir un nombre tan inpronunciable xD No era más fácil ponerle "fuego"? jajaja xD)
Quiero sabeeeer!!! Estoy maquinandome con la profecia de Eldest todavia xD

Una amiga esta leyendo Sol de Medianoche en inglés... se filtraron unas hojas dle manuscrito. hasta el cap 13.
Igual yo no lo quiero leer porque sino la espera vaa ser peor.
Pero me conto algunas cosas geniales!! Amo a Edward!!!

Hoy una amiga empezo medianoche y ya se enamoró de Lucas (invitable)

Che... te va el actor que hace de Murtagh como Lucas?? (ovbio que en sue stapa rubia ^^)
Hay que revindicar a las chicas lelas que eligen al estupido de Gossip Girl ¬¬

Bueno... Firme como mil veces. Perdón.
Soy una pesada!

Me fui a seguir pintando (voy a una escuela de arte, no estoy loca)

Seguimos hablando! =)

Nay Tiyi dijo...

la pesada de nuevo.

Por favor!! Mandame por mail los spoilers!! Muero de la curiosidad!!

tambien enocntre un Balthazar.
Busca en las imágenes de google este nombre: Sean Faris
Vale la pena xD

COn respecto al colegio. Sí, voy al Fader. Un colegio de capital de arte. Hoy estuve pintando un leoncito que esta bostezando (es una ternura ^^)

Ah... estuve escribiendo. Si queres pasar asi me das tu opinion"
Besos